El presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Argelino Durán, explicó que está pasando con Hidroituango y qué riesgos se corren si no se actúa oportunamente.  

Durán, aseguró que para la construcción de la presa, el río hay que desviarlo y de esta manera se puede trabajar en seco, “ese túnel de desviación tuvo un derrumbe, se taponó y por lo tanto el agua dejó de pasar y se empezó a represar porque como ya la presa tiene un realce bastante importante pues entonces no se deja pasar el agua naturalmente”.

El nivel del río ha venido creciendo a raíz de la intensidad de las lluvias, ya están llegando a 2300 metros cúbicos por segundo al embalse, eso significa que diariamente se sube el nivel de agua cinco metros”, añadió el ingeniero Durán. 

Y es por esto que el ingeniero respaldó la solución que ofreció hoy EPM de inundar las máquinas: “El riesgo que existe, aunque la presa esté en este momento 48 metros por encima de donde está el nivel de la captación del cuarto de máquinas no se ha terminado todavía, le faltan realzarla 18 metros más para que pueda trabajar el vertedero del proyecto, el cual tiene una capacidad para evacuar cualquier caudal de creciente, entonces les toca pasarlo por ahí, retrasar el crecimiento del embalse. Si el agua sigue subiendo y se pasa por encima de la presa eso termina colapsando la presa”.

Como producto de la emergencia el proyecto podría verse retrasado varios meses.