15/09/2017 

Luego de que en la mañana de este viernes 15 de agosto Londres fuera centro de un atentado terrorista, donde al menos 29 personas resultaron heridas tras la explosión de una bomba de fabricación casera; el Estado Islámico (EI), catalogado como grupo terrorista, asumió la responsabilidad del hecho violento.

La información de los extremistas fue difundida como comunicado a través de la red social Telegram, aunque no se ha confirmado su veracidad, en el escrito el EI informa sobre el penoso hecho de la explosión de “un artefacto” en el metro londinense, estación Parsons Green.

Asimismo, agrega que «solo con la ayuda de Dios los soldados del califato lograron poner numerosos artefactos explosivos e hicieron explotar uno de ellos en un grupo de cruzados en la estación de metro Parsons Green».

El mensaje del Estado Islámico enciende las alarmas, pues anuncia con amenazas de que en Reino Unido habrá un próximo ataque y que «va a ser peor con la decisión de Dios y gracias a Dios».

Según varios medios, la bomba no alcanzó a explotar completamente, lo que facilitaría recopilar información adicional. 

La investigación está liderada por agentes de Scotland Yard, que cuentan, además, con la colaboración del MI5 y los servicios de inteligencia británicos que operan en el territorio nacional.

Publicidad

REDACCIÓN INTERNET CM&