2.3 billones de pesos al año deja de percibir el Estado colombiano por los vehículos y motos que circulan en el país sin el seguro obligatorio contra accidentes de tránsito.

La cifra fue revelada por el director de la Administradora de los recursos de la salud (ADRES), Carlos Ramírez, quien aseguró que las multas acumuladas por evasión suman 4.4 billones de pesos, de los cuales solo pueden recuperarse 0.7 billones. 

«El RUNT tiene inscritos en el país 7.7 millones de motos y el 55 % de ellas, es decir, el 4.2 millones de motos circulan sin pagar el SOAT. En el sistema actual, la siniestralidad de las motos está siendo subsidiada, ya que estos vehículos pagan 1.9 veces menos de lo que representa su riesgo», explicó el funcionario.

Carlos Ramírez sostuvo que las motos son los que más siniestros producen, por lo que es necesario aplicar una estrategia que permita disminuir la evasión de los vehículos, dinero que sirve para financiar la salud del país.

«De cada 100 pesos que se logre controlar la evasión, 55 se irán para las aseguradoras y 42 para la ADRES que paga los siniestros. Por eso estamos trabajando en alianza con las aseguradoras para disminuir la evasión en una tercera parte, que generaría 600 mil millones de pesos», indicó el presidente de la ADRES.

Agregó que las empresas aseguradoras vienen reportando pérdidas continuas en los últimos seis años que llegaron a 220 mil millones en el 2017, debido a la evasión de los vehículos.

Geográficamente, la evasión del SOAT se focaliza en la Costa Caribe y el Valle del Cauca, y por tipo de vehículo, el 74% de los evasores son motos.