El director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica señaló que el país podría pagar más de 50 billones de pesos en los próximos años, si la Corte Interamericana de Derechos Humanos falla a favor de cuatro casos que llegaron a esta instancia internacional.

Las presuntas víctimas son personas que ejercieron cargos en las altas Cortes y en el Congreso y cuyas pensiones fueron reconocidas bajo el régimen especial.

El fundamento de los reclamantes para presentar la demanda contra el Estado colombiano ante las instancias internacionales es la que fue emitida por la Corte Constitucional en la sentencia C-258 del 2013 que estableció el tope de 25 salarios monismos.

Otras 16 peticiones están siendo analizadas por la Corte por casos de parapolíticos quienes denunciaron una violación de sus derechos humanos cuando fueron condenados por la Corte Suprema de Justicia

Desde 1990 hasta la hacha han llegado al Sistema Interamericano de Derechos Humanos 912 peticiones y de ellas solo han sido recibidas 378 y de estas 164 están en receso de investigación, 6 están etapa de cumplimiento de recomendaciones y 6 están en litigio anta la CIDH.