Crece la tensión entre Rusia y Estados Unidos, luego de que el secretario de Estado, Mike Pompeo anunciara desde la OTAN, que Moscú no está cumpliendo con el tratado de reducción de armas de medio y corto alcance que data de 1987, y por consiguiente tendrá un plazo de 60 días para que cumpla plenamente con lo pactado o de lo contrario Washington se retirará. 

«Estados Unidos declara hoy que Rusia ha violado sustancialmente el tratado y suspenderemos nuestras obligaciones en 60 días, a menos que Rusia vuelva a cumplirlo plenamente y de forma verificable», dijo Pompeo. 

No obstante, en su defensa, Rusia aseguró que sí está cumpliendo de forma rigurosa con el tratado y que el Gobierno del país del norte ha sido informado de las acciones que ha venido desempeñando.