Aún no llegan las evidencias que Estados Unidos ofreció para asegurar la captura de los integrantes de la banda que mató al agente de la DEA Terry Watson.