W. Brownfield Embajador de EEUU.

William Brownfield, anunció que su país no desestimará una solución negociada, militar o por medio de un facilitador internacional, para lograr la libertad de los plagiados, en especial si se trata de Thomas Howes, Marc Gonsalves y Keith Stansell, los 3 norteamericanos retenidos por los FARC. "La opinión del gobierno que represento yo es que no vamos ni a insistir, incorporar o descartar cualquier opción, efectivamente creo yo que deberíamos mantener todas las opciones encima de la mesa", argumentó el representante estadounidense, refiriéndose a una posibilidad que Venezuela pudiese gestionar las liberaciones de secuestrados, y hasta revisar el caso de Simón Trinidad, guerrillero preso en los Estados Unidos y condenado a 60 meses de prisión.

El diplomático dijo también que no es responsabilidad del gobierno de Chávez que por su territorio se haya aumentado el envío de drogas a territorio estadounidense, pero recalcó en el incremento que según los análisis de su gobierno, ha tenido el tráfico por la vía venezolana que subió de 30  a 300 toneladas anuales.

“Lo que decimos es que la realidad es que se ha multiplicado por un factor de entre 10 y 15 veces la cantidad que transita por ese país", explicó el funcionario, además concluyo que el comercio ilícito involucra al aquellos países por donde pasa. “Deja algo, 5%, 10% de su producto en el país de tránsito y por supuesto un país de tránsito eventualmente se convierte en un país consumidor, es por eso que queremos colaborar"

Brownfield prefirió no hacer ningún comentario respecto al tema de las relaciones entre Chávez y la cúpula central de las FARC: “la lógica es que el mismo sistema que permite el tránsito de la droga ilícita, va a permitir también el transito de armas, municiones, etcétera".