Ya están dispuestas las diez sedes provisionales del Bienestar Familiar para recibir a los niños que dejarán de convivir con guerrilleros de las Farc cuando éstos ingresen a sus zonas temporales de su desarme.