En la cámara de seguridad de un bus quedó registrado el momento en que los pasajeros son víctimas de un atraco a mano armada por parte de dos hombres que se camuflaron en el articulado.

Las imágenes dan cuenta del momento en que los delincuentes se levantan de la parte posterior del vehículo y les exigen a todas las personas que iban a bordo que entreguen sus pertenencias, no sin antes amenazarlas con un revólver.

Uno de los sujetos caminó hasta el lugar del conductor e intentó dañar la cámara, pero no logró evitar que el hecho quedara grabado.

“Cucho, ahí me disculpa pa’, pero tengo que alimentar a mis hijos” dice el hombre luego de robar a los que pudo en el autobús y bajarse por la puerta delantera.