Un joven colombiano pretende patentar una silla de ruedas que se mueve según las órdenes que reciba de los ojos de su usuario.

Esta silla robótica se mueve según las instrucciones que su usuario le dé con el movimiento de sus ojos. Avanza si los ojos se mueven en forma vertical y cruza si los ojos se mueven horizontalmente. Sensores en el rostro del piloto permiten la interacción.

“Lo que vemos aquí es nuestra parte de acondicionamiento de señal y de procesamiento y debajo de la silla va la parte de control que es finalmente la que hace que los motores se muevan”. Walter Marín, estudiante creador.

“Separamos la programación de lo que era la parte del paciente porque ya es ideado para el uso de una persona”. Julián García, estudiante creador.

El prototipo fue diseñado por jóvenes estudiantes de ingeniería electrónica de la Universidad Central, que luego de más de un año de trabajo, logró que esta silla se adaptara a las necesidades de los pacientes.

“Aportar cierta autonomía para pacientes con patología como cuadriplejia, paraplejía y hemiplejía“. Walter Marín, estudiante creador

“Que pueden generar un invento novedoso y que puede ser implementado para suplir unas necesidades que tienen las personas en condición de discapacidad”. Juan Manuel Chaparro, director ingeniería electrónica U Central.

Esta silla será patentada para que el invento se pueda llevar a una escala mayor y así pueda ayudar a las personas que buscan una autonomía sin importar su patología.