Un estudiante de secundaria de 15 años lideró un tiroteo en un instituto de Michigan el pasado martes. El alumno asesinó a tres de sus compañeros de curso e hirió a otras ocho personas, entre ellas un profesor.

Sin embargo, hubo un episodio de la balacera que marcó el dramático hecho y fue tendencia en redes sociales.

Un grupo de alumnos se refugiaban del tiroteo en uno de los salones. En un momento, el asesino –que se hizo pasar por policía- llegó a la puerta del aula. Uno de los estudiantes fue a averiguar y empezó a dialogar con el impostor, sin abrir la puerta aún. Algunos estudiantes suspiraron de alivio, pero los nervios aún seguían en algunos.

En un momento determinado (minuto 00:17), el supuesto policía le dice al estudiante con quién hablaba “¡Ok, open the door and look at my eyes, bro“!  (Bueno, solo abre la puerta y mírame a los ojos, hermano).

Los alumnos, pasmados, descubrieron la trampa al momento en que el farsante dijo “Bro”un término muy juvenil y poco común en el argot de la Policía y la Fuerza Pública de EE.UU.

Los estudiantes escaparon de manera inmediata del lugar por las ventanas del salón, convencidos de que detrás de la puerta estaba el asesino. Huyeron a toda marcha en el jardín nevado y se encontraron con los verdaderos agentes policiales.