Un grupo de estudiantes de Ser Pilo Paga se reunió con la ministra de Educación, María Victoria Angulo, para expresarle su preocupación por el anuncio del Gobierno de acabar con ese programa.

Durante dos horas los estudiantes expresaron sus inquietudes frente al futuro de Ser Pilo Paga, sin embargo, la ministra ratificó su compromiso con los 40 mil jóvenes beneficiarios del programa.

«El llamado es a la tranquilidad de los Pilos porque los que estamos estudiando tenemos asegurado la continuidad de los estudios. Lo que venga todavía no se sabe si sea el mismo programa o uno totalmente diferente, tenemos que esperar», explicó Franklin Robayo, estudiante de Ser Pilo Paga.

Los jóvenes también le manifestaron a la ministra que cualquier modificación al programa debe contemplar recursos suficientes para financiar la universidad pública.

«No podemos crear ese estigma que los Pilos somos de la universidad privada y que odiamos la pública porque eso no es cierto. Como colombianos y estudiantes nosotros también defendemos la universidad pública y queremos que mejore, por eso nos parece importante el tema», puntualizó Robayo.