Bogotá cuenta con 11 puntos de vacunación habilitados para que el personal de salud de primera y segunda línea asista para ser inmunizados.

En la mayoría de los puntos se vio un panorama desde horas de la mañana, filas de carros y personas que parecían no tener fin.

 

 

 

 

En el centro comercial Bima llegaron a pie cerca de 100 personas para ser vacunas, pero se llevaron una sorpresa, una eterna fija los esperaba.

Algunos ciudadanos aceptaron que para recibir la dosis de la vacuna contra el COVID-19 hay que hacer, quizás, la “cola” más larda de sus vidas.