Estados Unidos aviva la tensión comercial imponiendo aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de la Unión Europea, Canadá y México.

Horas antes de que se cumpliera el plazo para decidir sobre la extensión de la suspensión temporal de aranceles a sus estrechos socios comerciales, el gobierno de Donald Trump anunció una medida que dispara las tensiones.

Impuso aranceles del 25 % al acero y de 10 % al aluminio para importaciones desde la Unión Europea, Canadá y México, lo que supone el paso más agresivo dado hasta ahora por Trump en su desafío al sistema de libre comercio global, pues es el primero dirigido contra algunos de sus aliados más cercanos.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, hizo el anuncio de la medida que entrará entra en vigor esta media noche y aseguró que en las negociaciones con la Unión Europea hubo algunos avances pero no los suficientes como para merecer una exención.

Entre los países afectados con la imposición de estos aranceles también está Colombia, sin embargo, el gobierno ha dicho que mantendrá su decisión de buscar acuerdos por la vía diplomática y no mediante represalias.