El representante a la cámara Mauricio Lizcano, recibió una llamada telefónica del comisionado de Paz,  Luis Carlos Restrepo, sobre la condición física de su padre, secuestrado el 5 de agosto de 2000.

Al parecer al ex representante a la cámara, lo tienen que transportar en medio de la selva acostado en una hamaca y el constante desplazamiento ha empeorado su situación de salud.

El comisionado Restrepo dijo que el gobierno autorizó una misión humanitaria para lograr un acercamiento con las FARC y facilitar su liberación.

Publicidad