19/09/2017

Fuertemente custodiado llegó a la Corte Suprema de Justicia el exfiscal Luis Gustavo Moreno para rendir declaración dentro del proceso que se adelanta contra el senador Musa Besaile por el escándalo de corrupción.

Durante la diligencia que duró cerca de dos horas, el exfiscal Moreno prendió lo que promete ser el ventilador en este grave escándalo que involucra a los exmagistrados Francisco Ricaurte y José Leonidas Bustos y al magistrado Gustavo Malo.

Moreno reconoció que se acordó el cobro de dos mil millones de pesos al senador Musa Besaile, y que el magistrado de la Sala Penal, Gustavo Malo, tenía pleno conocimiento sobre los hechos.

Fuentes del proceso revelaron a CM& que «de los dos mil millones de pesos que se cobraron a Musa Besaile, el abogado Luis Ignacio Lyons entregó 700 millones de pesos al abogado Luis Gustavo Moreno, de los cuales 550 millones de pesos se le entregaron al exmagistrado Francisco Ricaurte».

El exfiscal reveló que fueron varios los encuentros que sostuvieron Moreno, Ricaurte y Malo en restaurantes y en la casa de Ricaurte hablar sobre esos temas, e incluso fuera de la ciudad.

Malo Estaba al tanto entre el acuerdo hecho entre Ricaurte y Musa Besaile a cambio de suspender proceso de parapolitica
Publicidad

Moreno ratificó la declaración que entregó el exmagistrado auxiliar José Reyes Rodríguez quién afirmó que su salida de la Corte Suprema de Justicia se dio porque se convirtió «en una piedra en el zapato dentro del proceso de musa Besaile» pues tenía avanzada la investigación de parapolitica en su contra.

Ante la gravedad de los señalamientos contra Malo la corte ordenó enviar copia de esa declaración a la Comisión de Acusación para que haga parte del proceso que se adelanta en su contra por corrupción.

Igualmente se enviaron pruebas a la Fiscalía General, para que se incluyan dentro del proceso que se adelanta contra el exmagistrado Francisco Ricaurte.

PAOLA SANTOFIMIO – CM&