Desde hace mucho tiempo se ha dicho que tomar agua es bueno para la salud. Sin embargo, todo tiene su límite.

Los últimos estudios indican que consumir agua en exceso puede causarle daño al cerebro, el corazón y los riñones.

La potomanía es según los científicos, la adicción al agua, que puede llegar a ser mortal si no es tratada a tiempo.

Funciona como los otros desordenes alimenticios y necesita también de tratamiento siquiátrico.

Los médicos aseguran que el aumento de pacientes con esa adicción, se debe a la moda y a la constante publicidad que se le hace al consumo de agua.  Aunque aseguran que es fundamental para la vida, el agua puede llegar a causar la muerte si se toma en exceso.

La potomanía puede producir daños cerebrales, cardiovasculares, renales y musculares. El exceso de agua hace que se diluyan minerales esenciales para el organismo como el potasio, el sodio y el magnesio, produciendo calambres, fatiga y hasta pérdida de la agilidad mental.

La pérdida masiva de potasio, hace que el corazón pierda su ritmo y puede llegar a detenerse. El diagnostico de potomanía se da, cuando la persona consume mas de siete litros de agua al día.