Entre tanto, la senadora Piedad Córdoba está en el ojo del huracán. Sus últimas declaraciones, que en opinión de muchos colombianos, reivindican a Tirofijo, le han merecido críticas desde varios sectores. Hoy la revista Semana revela nuevos correos electrónicos que la misma publicación califica como escandalosos.

Evidentemente Piedad Córdoba es hoy uno de los personajes más impopulares de Colombia, pero nadie puede negar que gracias a su gestión seis personas secuestradas por las FARC durante largos años recuperaron su libertad. Ella asegura que no es la persona llamada Teodora de Bolívar en el computador de Raúl Reyes.

“No me van a amilanar, que no me van a poner contra la pared, que yo seguiré buscando contactos, intentando avanzar en este proceso”.

La senadora Piedad Córdoba no se sorprendió cuando este fin de semana dos publicaciones, una en Francia y otra en Colombia, aseguraron que ella viajó a Buenos Aires para reunirse con las FARC y sacar a Ingrid de la lista de canjeables. Ella asegura que de todo lo que hizo en esa ciudad, es testigo la mamá de la ex candidata presidencial.

“Si yo estuve reunida con un comandante de las FARC, pues entonces la mamá de Ingrid me acompañó, porque nunca hubo, en ningún momento ella y yo estuvimos separadas del trabajo que estabamos haciendo”

El origen de esa información es su presunta correspondencia electrónica con miembros de las FARC, de 900 correos electrónicos, por los que ha sido denunciada ante la Corte Suprema y que ella niega.

“Lo que me extraña a mi es que yo personalmente no los conozco. La Corte ha exigido permanentemente que se le entreguen tales computadores y toda la información que está en poder del gobierno, del ministro de Defensa y no le llegan a la Corte, pero sí están por ejemplo en poder de París Match o de El País de España, diría yo de toda la derecha internacional”.

Ella sostiene que nunca se le ha ocurrido el nombre de Teodora Bolívar, como los presuntos archivos del computador la identifican.

“Yo tengo dos direcciones electrónicas, una que supongo que inteligencia militar la boqueó definitivamente, que era el correo de muchisimos años  piedadcordoba arroba Hotmail.com, y recientemente abrí otro correo que se llama piedadcordobaruiz arroba gmail. com, o sea que yo no tengo ninguna dirección electrónica que corresponda a ese nombre que insistentemente, junto con otro que es “Esperanza”, me asignan los citados correos que solamente conoce el ministro de Defensa.”

De la misma forma dice que en su discurso ante estudiantes de Medellín no quiso hacer una apología de “Tirofijo”.

“Jamás he estado en la lucha armada y eso es algo que jamás compartí con el comandante Manuel Marulanda, pero si creo que lo que vale reivindicar aquí y reconocer es la resistencia que un líder campesino durante muchos años le hizo al establecimiento de este país.”

Según su interpretación, esa no es una apología y asergura que el gobierno quiere desviar la atención  de la “parapolítica”, la “yidispolítica” y otros casos de corrupción.