El Consejo de Estado dejó en firme el fallo que en 2016 había ordenado al excontralor general Carlos Ossa Escobar a devolver a la Contraloría más de mil ochocientos millones de pesos.

La decisión la tomó la corporación judicial al rechazar una petición de nulidad que había presentado el exfuncionario contra el fallo que lo declaró patrimonialmente responsable de una condena que sufrió la nación por el despido irregular de una empleada de la Contraloría. El alto tribunal determinó que Ossa, cuando era contralor, declaró insubsistente a Clara Eugenia Domínguez, quien se desempeñaba como directora de Control Interno de la entidad entre 1999 y 2002.

Años después, mediante orden judicial, la Contraloría debió reintegrarla y pagarle los salarios que no percibió, porque su retiro fue catalogado como irregular. Ossa, quien además de contralor fue rector de la Universidad Distrital, tendrá que llegar a un acuerdo de pagos con la nación para cumplir el fallo judicial que ya es inapelable.

De nuevo: la ley es dura, ¡pero es la ley!