Hace días se conoció que el asesor jurídico del entonces gobernador Alejandro Lyons y los procesados por los recobros para enfermos inexistentes tenían una sociedad en Panamá, pero uno de los socios no fue mencionado. Se trata de Enrique Alfredo Arce, quien siendo director de la cárcel La Picota le permitió al parapolítico Juan Carlos Martínez convertir su celda de reclusión en una suit de cinco estrellas.

El exdirector de la cárcel La Picota de Bogotá Enrique Alfredo Arce aparece vinculado al grupo de personas investigadas por los carteles de los falsos pacientes de hemofilia y síndrome de down en Córdoba. Arce figura como presidente de Panavital S.A. una sociedad constituida en agosto de 2014 en la notaría décima del circuito de Panamá.

Arce es el mismo que le permitió al excongresista Juan Carlos Martínez Sinisterra remodelar su celda en La Picota con internos de la cárcel.

En la sociedad Panavital que ofrece servicios de salud, educación, obras en el sector público y privado, entre otras, está también como tesorero Adalberto Carrascal, a quien la Fiscalía lo tiene entre los presuntos responsables del cartel de la hemofilia de Córdoba donde se robaron 80 mil millones de pesos.

Publicidad

La secretaria de Panavital es Yolima Rangel integrante de la IPS Crecer Sonreír, IPS vinculada a una investigación penal denominada el cartel de los falsos pacientes con síndrome de Down donde se habrían apropiado de diez mil millones de pesos.

Sami Spath exasesor jurídico de la gobernación de Alejandro Lyons en Córdoba aparece como el vicepresidente de Panavital. Sami Spath es el mismo que fue denunciado por obligar a contratistas de la gobernación de Lyons a comprar pólizas en Seguros Cóndor donde Spath recibía comisión.

El año 2014 cuando se conformó en Panamá la sociedad Panavital , la Fiscalía tenía registros de que se habían apropiado de forma ilícita de 40 mil millones de pesos por concepto de medicamentos de alto costo para tratar la hemofilia y que los pacientes por esa enfermedad habían pasado de cuatro a 128 en tres años.