El exdirector del CTI Julián Quintana rindió interrogatorio en la Fiscalía como parte de la investigación que adelanta la entidad por irregularidades en las salas de interceptaciones y chuzadas.

Tras el inicio de una auditoría en todas las salas de escucha que son empleadas por la Fiscalía, el ente acusador detectó que varios audios recolectados por los investigadores fueron modificados, alterados y hasta borrados.

En el marco de dichas averiguaciones, el exdirector del CTI fue citado a interrogatorio para explicar cuál fue el manejo que se dio en las salas de interceptación, durante la administración de Eduardo Montealegre.

Quintana aseguró que no tuvo conocimiento acerca de ninguna irregularidad, incluido el caso del expresidente Álvaro Uribe, proceso que cursa en la Corte Suprema de Justicia, en el que se indaga una presunta manipulación de testigos.

«Nunca, jamás favorecí al expresidente Álvaro Uribe Vélez, ni a ninguna otra persona», señaló Quintana, tras ser interrogado por parte de la Fiscalía.

Y agregó:»el director del CTI nunca se enteraba de lo que pasaba en las salas, puesto que era una relación entre fiscal o magistrado y analistas».

Publicidad

La Fiscalía adelanta varias líneas de investigación por el escándalo de las chuzadas, que incluyen la revisión de varios procesos en los que presuntamente hubo irregularidades por parte de exfuncionarios de la entidad.

Incluso los exfiscales Luis Carlos Gómez Góngora y Fabio Martínez Lugo ya se encuentran detenidos por hacer pasar como legales una serie de interceptaciones a empresarios, abogados y sindicalistas.