Durante cinco horas rindió interrogatorio, el exdirector del CTI Julián Quintana, en el marco de la investigación por presuntos nexos con los hermanos Mendoza Fortich, señalados por presuntos actos de corrupción en la Unidad de Extinción de dominio de la Fiscalía.

Quintana es mencionado en varias conversaciones de los empresarios, por lo que entregó su versión a las autoridades.

“Quiero ser enfático en que tengo la conciencia totalmente tranquila hoy precisamente vengo a esta versión para aclarar todas las dudas que tenga la Fiscalía”, indicó el exdirector del CTI.

La Fiscalía tiene en su poder varias interceptaciones, y la denuncia del exsenador Otto Bula, en la que se nombra a Quintana.

CÉSAR MELO