En dialogo con CM&, el exministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, manifestó que fue un mal negocio para el Estado colombiano la deuda adquirida por 117 municipios que en su momento adquirieron los llamados “bonos de agua” con los cuales, supuestamente, iban a construir acueductos y alcantarillados.