Durante el inicio del juicio del expresidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, el juez avaló que el fiscal general Néstor Humberto Martínez y el expresidente Juan Manuel Santos sean testigos en este proceso que se adelanta en su contrata por las irregularidades dentro del escándalo de Odebrecht.

“En la audiencia de hoy, el juez avaló varias pruebas y testigos, que nos dan la tranquilidad de tener las garantías dentro del proceso, el juez nos ha dado una semana para interponer un recurso en caso de que no estemos de acuerdo con alguna decisión”.

Por otro lado, sobre quién sería el testigo estrella Jorge Enrique Pizano, solo se aceptó la declaración que dio ante el Tribunal de Arbitramento.

El juez del caso denunció públicamente ser víctima de amenazas y seguimientos ilegales.

“La seguridad de los funcionarios y de este servidor del Juzgado 25, parece que no se hiciera ninguna mención al respecto cuando ya hemos visto situaciones preocupantes, seguimientos a este servidor y no sé qué le sigue porque tengo una familia normal, conformada recientemente”.

Pide que se investigue si está siendo chuzado, para que sus decisiones se conozcan con antelación.