A esta hora avanza el encuentro entre el presidente Duque y la minga, punto que hacía parte de los acuerdos que pusieron fin a 26 días de taponamiento de tres corredores viales que tuvieron aislado al sur del país.

Los manifestantes insisten en rechazar los señalamientos del fiscal, Néstor Humberto Martínez, que indica infiltración por parte de grupos armados que ponen en riesgo la seguridad del primer mandatario.

El despliegue de personal para garantizar la tranquilidad del casco urbano y el sector rural de Caldono tiene anillos de seguridad compuestos por Policía, Ejército y un importante número de indígenas y campesinos.

Robert Molina, coordinador de la Guardia Indígena indicó que “tenemos casi 17.000 guardias indígenas, entre mujeres y hombres, para brindar esta seguridad. Ya no es la primera vez, ya en tiempos atrás lo hemos hecho”.

El encuentro del presidente con líderes de los manifestantes se lleva a cabo en el parque principal del municipio de Caldono, la cita se da en medio de la asamblea de mingueros y las autoridades regionales y locales.