Desde 2010 la Procuraduría de Alejandro Ordóñez recibió solicitudes de investigación por los contratos de Odebrecht, pero la investigación sólo se inició luego de la captura den Brasil de Marcelo Odebrecht cuando estaba a punto de prescribir.

Durante cuatro años los expedientes pasaron de despacho en despacho hasta el 21 de mayo de 2015 cuando resolvieron declarar prescrito el caso.