Las autoridades ofrecieron una recompensa de 40 millones de pesos a quien dé información sobre los autores del atentado.

Minutos antes de la explosión los pasajeros y el conductor del colectivo habían abandonado el paradero de la empresa  “Transoriente” por lo que no hubo victimas.

Después analizar los hechos, la policía presume que el vehículo debía estallar cerca de una estación de la Policía Metropolitana pero por cierres en la vía, el conductor debió regresar al sitio donde se produjo el hecho pero el bus debió explotar en un sitio estratégico para Bogotá, como es el Terminal de esta empresa y que está adyacente a la estación 100 de Policía, en la Av. Caracas con 6ta.