Sin víctimas fatales estalló una granada de mano en el barrio Quirigua, al noroccidente de Bogotá. La Fiscalía aún investiga el origen y los autores del atentado.

Con sobresalto, por el estruendo de una detonación, despertaron los vecinos del sector siete del barrio Quirigua. Hacia las 7 de la mañana fue activada una granada de fragmentación en donde tres jóvenes resultaron heridos.

Son gente de aquí del barrio que toda la vida se han criado aquí con nosotros, son gente sana

Lidia Reina

Las investigaciones asumidas por el CTI de la Fiscalía parten de dos hipótesis, una planteada por las tres personas que resultaron heridas, en la que señalan haber sido víctimas de un desconocido que les lanzó el artefacto explosivo.

“Esto también es un poco producto del consumo de estupefacientes y los malos hábitos de los jóvenes que abusan del alcohol”, dijo el padre César Galvis, párroco de la iglesia Virgen del Carmen.

Le podría interesar: Juez acusado de corrupción sigue impartiendo justicia

La segunda hipótesis surge de las primeras pesquisas de los expertos antiexplosivos en el sitio, allí encontraron la espoleta de seguridad de la granada lo que sugiere manipulación del artefacto.

Publicidad

El párroco tiene su propia lectura: “Tres personas que pensaron solo en ellos y pudieron haberse llevado mucha gente por delante, familias que llegaban a la eucaristía, niños, papás, abuelos”.

Los heridos, tres hombres de 20, 28 y 32 años que bebían en el parque, se recuperan en centros asistenciales.