La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, compareció hoy ante la justicia argentina por ocho procesos de corrupción; siete de ellos derivados de la llamada “causa de los cuadernos”.

La exmandataria se defendió por escrito ante el juez Claudio Bonadio, alegando que no existen pruebas tangibles en su contra, y defendiendo que es víctima de una persecución política y judicial. De igual forma, aprovechó para referirse a este entramado de corrupción y aseguró que es una investigación que inició en base a simples fotocopias.

La senadora es acusada de ser la jefa de una asociación ilícita que recibía sobornos por parte de  grandes empresarios para favorecer la concesión de contratos públicos durante su mandato de 2007 y 2015.