El expresidente y favorito en la campaña presidencial de Brasil, Inácio Lula da Silva, terminará su campaña en una celda especial en la cárcel de Sao Paulo. Esta tarde, a pesar de la oposición de sus propios seguidores, él salió de la sede sindical donde afrontó la crisis y se dirigió hacia la Procuraduría para entregarse.

26 horas después del plazo que le había dado el juez al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, procesado por corrupción, para entregarse a las autoridades, lo hizo luego de permanecer dos días custodiado por sus simpatizantes y atrincherado en las instalaciones del Sindicato de Metalúrgicos de San Bernardo en el estado de Sao Paulo.

Ahora deberá asumir una pena de 12 años y un mes de cárcel por recibir propiedades de la constructora OAS a cambio de contratos con la estatal Petrobras.

Luego de participar en una misa en memoria de su esposa fallecida, el exmandatario acompañado de la expresidenta Dilma Rousseff, anunció que se iba a entregar, pero se hicieron varios amagues a lo largo del día porque sus seguidores que estaban a las afueras no lo dejaban entregarse y lo llamaban a resistir.

Finalmente se entregó a la Policía Federal de Brasil, salió a pie y se subió a uno de los vehículos, que partió escoltado por una caravana de carros oficiales que lo llevó hasta el aeropuerto de Congonhas. Allí le harán unos exámenes médicos antes de ser trasladado en avión a Curitiba donde pasará su primera noche en una celda con baño privado.

Sus simpatizantes han dicho que seguirán en las calles para apoyar a Lula en su proceso de demostrar su inocencia y él ha dicho que luchará para ser de nuevo el presidente de Brasil.

Publicidad

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO