El secretario de movilidad de Samuel Moreno le puso una cita al representante de un consorcio interesado en la construcción de una planta del Acueducto de Bogotá, para pedirle una coima de 7 mil millones para hacerlo ganador de la licitación. Así lo reveló el fiscal que investiga el caso de la PTAR Canoas para la Fiscalía, pues así lo denunció el licitante en 2009, cuando rechazó la propuesta y la puso en conocimiento del entonces zar anticorrupción.

Publicidad

Luis Bernardo Villegas, ex secretario de Movilidad de Samuel Moreno, es el nuevo salpicado en el escándalo de la adjudicación irregular del Interceptor Tunjuelo Canoas a un consorcio conformado por los brasileros de Odebrecht.

Según el fiscal, el representante legal del consorcio Soletanche, firma que estaba en la puja por ese contrato, el ex secretario de movilidad de Moreno lo habría citado en una oficina del Norte de Bogotá, en donde le habría pedido una coima de 7 millones de dólares a cambio de adjudicarle la construcción del proyecto Tunjuelo Canoas.

El representante legal de Soletanche se habría negado a acceder a la petición del soborno. Hace un mes, el ex zar anticorrupción de Álvaro Uribe, Oscar Ortiz, sostuvo que en 2009, emisarios de Soletanche, fueron hasta su oficina y le informaron sobre la presunta coima, sin embargo el zar, no puso estos hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Esta semana, la Contraloría de Bogotá, reportó hallazgos fiscales en el Acueducto por 243 mil millones de pesos en el contrato Tunjuelo Canoas. El episodio ya había sido analizado en 2014, cuando era Contralor Diego Ardila, en ese entonces se detectaron hallazgos por 240 mil millones de pesos, pero el proceso fue cerrado. Quién estaba al frente en la entidad, de los procesos de Responsabilidad Fiscal, era Emelina Angulo, hoy prófuga de la Justicia, luego de que se revelará una conversación de ella con un contratista al que estaba extorsionando.