Gustavo Villegas Restrepo, exsecretario de Seguridad de Medellín fue condenado a 33 meses de prisión, es decir 2 años y 9 meses, por los delitos de abuso de la función pública y abuso de autoridad por omisión de denuncia. La defensa de Villegas y la Fiscalía suscribieron un preacuerdo que consistió en cambiar el delito de concierto para delinquir por el de abuso de la función pública.

Además, fue sancionado con 81 meses de inhabilidad para ejercer cargos públicos, es decir, cerca de 7 años.

Según la investigación de la Fiscalía, el exfuncionario quien lleva cerca de un año privado de la libertad, habría hecho un acuerdo con jefes de estructuras criminales para controlar la seguridad en la ciudad y proteger sus intereses económicos.

En este caso no aplica el derecho de prisión domiciliaria por ser un delito contra la administración pública y por la gravedad de la conducta según afirmó la juez. La Fiscalía y la Procuraduría anunciaron que apelarán la sentencia ante Tribunal Superior de Medellín.