Ante la Sala Penal de la Corte Suprema De Justicia, el abogado Isnardo Gómez presentó los argumentos de defensa para que ese alto tribunal precluya la investigación que adelanta contra el exsenador Álvaro Ashton por parapolítica.

De acuerdo con la Corte Suprema de Justicia el exsenador Ashton entre los años 2004 y 2006 se reunió con los comandantes del frente José Pablo Díaz (JPD) del Bloque Norte de las Autodefensas. El objeto de esas reuniones –según la Corte- fue recibir apoyo para obtener “beneficios burocráticos y políticos, en los departamentos de Atlántico y Magdalena, respectivamente, para consolidar y asegurar su aspiración al Senado de la República”.

Sin embargo, en el documento conocido por CM&, el abogado afirma que Ashton no tuvo vínculos ni pactos con grupos paramilitares a cambio de beneficios para llegar al Congreso de la República.

Agregó que contrario a lo declarado por el exjefe paramilitar Edgar Ignacio Fierro alias “Don Antonio”, el excongresista no tuvo injerencia o participación en la administración o nombramientos realizados en el Hospital Materno Infantil de Soledad Atlántico, hechos por los cuales también se le investiga.

“Se pide preclusión al demostrar con acierto y objetivamente que Álvaro Antonio Ashton Giraldo no tuvo ninguna participación o conocimiento en los planes delictivos de los señores Carlos Mario García Ávila Y Edgar Ignacio Fierro Flórez, para concertar a Luis Francisco Romero Racedo y llevarlo a director del Hospital Materno Infantil De Soledad – Atlántico -, para dar continuidad a la cooptación o empresa criminal que venía montada en la defraudación de dicha Institución de Salud, desde años atrás y administración Municipal anterior” indicó el abogado.

Señaló que “la administración del hospital Materno Infantil de Soledad Atlántico estaba consolidada o cooptada, desde varios años atrás, quedaron definidos los fines y participantes en la contratación, burocracia y relaciones del ente estatal con las autodefensas al mando de Fierro Flórez”.

Afirmó que las primeras declaraciones de alias Don Antonio, demuestran que  fue él junto al exparamilitar Carlos Mario García Ávila, quienes designaron a los directores del centro hospitalario sin que en esa designación participara Ashton Giraldo.

Publicidad

“De la nómina que supuestamente manejó en esa institución, el devenir probatorio se ha reducido a solo 2 cargos: el de Luis Francisco Romero Racedo como gerente de la institución y el de Fabián Ashton como coordinador médico. Sin embargo, la llegada de esas 2 personas al Hospital obedeció a factores externos completamente ajenos a la influencia del entonces representante Ashton Giraldo, y menos aún a la celebración de acuerdos de orden delictivo (…) en el caso de Romero Racedo, su designación fue producto de las relaciones previas de este con los grupos de autodefensa, ampliamente acreditadas. Y en el caso del señor Fabián Ashton, su designación se derivó del vínculo profesional previo con el director de la institución (Romero Racedo), con quien había compartido en el pasado reciente otros escenarios laborales”, añadió.

El abogado reiteró que incluso el excongresista fue extorsionado por parte de exparamilitares, quienes según él, exigieron millonarias sumas de dinero a cambio de no relacionarlo con hechos ilegales, resaltando que a la fecha tales denuncias no han sido tenidas en cuenta.

“Cambiaron lo inicial para poder llegar a la acusación y vinculación de Ashton por no haber cedido a sus pretensiones criminales extorsivas, invadiendo la falsedad en el testimonio, sin que haya sido posible hasta el momento el debate pleno” afirmó.

Agregó que “las primeras versiones no formulan cargos contra Álvaro Ashton por esa gerencia, para que luego aparezca una amenaza extorsiva, donde le exigen dinero a cambio de no vincularlo. El senador en lugar de someterse a esos constreñimientos, opta por denunciar y de ahí surgen las declaraciones comprometedoras en el año 2012”.

“Álvaro Antonio Ashton Giraldo no recibió ningún beneficio burocrático de parte de las AUC en el Hospital Materno Infantil de Soledad, ni éste se reflejó en los resultados electorales en los comicios del año 2006”, agregó.

La Corte Suprema de Justicia deberá decidir en los próximos días si acoge la petición de la defensa de Ashton o por el contrario llama a juicio al excongresista por el delito de concierto para delinquir.