El estado de alerta y el pico y placa ambiental para Medellín y los 10 municipios del Valle de Aburrá se extenderá tres días más, desde el 5 hasta el 7 de marzo.

En Medellín se han hecho 2.800 operativos de control a vehículos para determinar los niveles de emisión de gases y agentes contaminantes del aire.