Los bienes valorados en 1,2 billones de pesos incluyen lujosas fincas, estaciones de gasolina y más de 11.000 cabezas de ganado.

Estas propiedades estarían a nombre del narcotraficante alias Marquitos y del ganadero Guillermo Hernández, quien fue asesinado este año en Brasil. 

Los millonarios bienes fueron decomisados en Magdalena, Bolívar, Cundinamarca, Cesar y Santander. 

Los bienes ahora serán administrados por la nación.