En el video se puede ver la captura en flagrancia de dos personas que extorsionaban a un hombre por 50 millones de pesos. Hoy fueron 21 las capturas de integrantes de las bandas «Los Paramilitares», «Los Paracos de Altavista» y «Combo Calle Negra» dedicadas a la extorsión en Medellín y otros municipios del Área Metropolitana. Con «vacunas» se hace visible el control territorial de los grupos armados ilegales.

«La gente trabaja muy duro, la gente consigue las cosas con mucho esfuerzo para que venga otro y se las roben y se las quiten. Aquí lo que hemos dicho es ‘no más’, claro que falta mucho, es un tema que ha tomado una ventaja insospechada e incalculable, pero lo cierto es que todas estas personas van a ir cayendo», indicó Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín.

En algunos sectores las familias que llegan con su trasteo deben pagar a los grupos ilegales para entrar los enseres a la nueva vivienda. En 2017 se desplazaron más de mil familias en Medellín por no pagar extorsiones, según cifras de la Personería.

«La persona que se niega a pagar algún tipo de extorsión por algún grupo al margen de la ley que tenga incidencia en su barrio o en su territorio o alguna petición, porque no solamente va la extorsión, deberá desplazarse o puede poner en riesgo su vida», explicó Juan Fernando Gómez, personero Delegado de Derechos Humanos.

En los barrios les cobran a las madres por no reclutar a sus hijos adolescentes.

Según una investigación del Instituto de Estudios Regionales de la Universidad de Antioquia en Medellín se cobran «vacunas» por casi todo: a los contratistas de obras públicas y privadas. Por seguridad a viviendas, establecimientos comerciales, industriales y transporte público. Incluso cobran por construir y reformar viviendas.