Cuando los presuntos secuestradores se llevaban al Capitán Ányelo Palacio, alguien interrumpió el fluido eléctrico en la zona. Los policías de la estación de Chinácota se atrincheraban mientras los supuestos delincuentes escapaban con el oficial.

«Se va la luz y hay una amenaza de toma guerrillera. Toda la estación entró a tomar los respectivos puntos de seguridad y en el pueblo todo el mundo se escondió» atestiguó un suboficial de la policía.

El corte de energía simultáneo a la desaparición del Capitán, llamó la atención de algunos policías de la región que de inmediato les contaron lo ocurrido a compañeros suyos en Cúcuta, como a este Suboficial.

Algunos policías de la región creen que el corte de luz pudo ser parte del plan de los secuestradores para hacer que los uniformados se concentraran en la estación.

«Eso es un plan de contingencia que tiene toda estación, cuando se va la luz todo el mundo en la estación prevé una toma guerrillera» dijo un patrullero.

Sobre la desaparición del Capitán, también se ha considerado la posibilidad de que se haya sido un autosecuestro.