El extremista de ultraderecha que provocó un baño de sangre en dos mezquitas de Nueva Zelanda, donde mató a tiros a 49 fieles, hizo el signo de los supremacistas blancos ante el tribunal de la ciudad de Christchurch, que lo inculpó por asesinatos.

El australiano Brenton Tarrant, de 28 años, expreparador físico y «fascista» autoproclamado, escuchó impasible la lectura de los cargos en su contra durante una breve audiencia a puerta cerrada, a la que solo asistió la prensa por razones de seguridad.

De pie, esposado y ataviado con una bata blanca de detenido, Tarrant hizo con la mano derecha el signo de OK, uniendo pulgar e índice, símbolo utilizado en todo el mundo por los adeptos del supremacismo blanco.

Tarrant permanecerá en prisión hasta su próxima comparecencia, prevista el 5 de abril.

En el exterior de la corte fueron desplegados agentes de la policía de élite fuertemente armados.

Frente al tribunal, los hijos de un hombre afgano de 71 años, Daoud Nabi, que murió en la matanza, clamaban justicia.

«Es monstruoso. Eso es algo que va más allá de la imaginación», se lamentaba uno de los hijos de Nabi.

Publicidad

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO