La Fiscalía le imputó cargos al exviceministro de Agricultura Luis Miguel Pico, por presuntas irregularidades en el contrato de estabilidad de jurídica, que habría sido permeado por sobornos de Odebrecht.

El alto funcionario aceptó su participación en el delito de cohecho.

Según la Fiscalía, Pico habría influido en la firma del contrato, con el que Odebrecht pagara los mismos impuestos desde 2012, sin ningún tipo de aumento.

De acuerdo con la investigación, la multinacional entregó dos millones de dólares, a un grupo de senadores, 500 mil dólares para Otto Bula y 500 mil dólares, para el empresario Federico Gaviria.

De acuerdo con varios testimonios, los exdirectivos de la multinacional buscaron a un grupo de senadores para que presionaran la firma de dicho contrato, incluso la Corte Suprema de Justicia analiza el rol que jugaron los excongresistas Bernardo el ‘Ñoño’ Elías, Musa Besaile, y Antonio Guerra.