Fabián «Chispas» Puerta, se consagró campeón mundial de ciclismo de pista en la modalidad del keirin.

El antioqueño, que disputó la gran final de la prueba frente a rivales de Japón, Holanda, Alemania y  Gran Bretaña, se impuso con absoluta categoría, para levantar los brazos por primera vez en su carrera y colgarse así la medalla de oro.

Puerta, quien ya se había quedado ad portas de la gloria en dos ocasiones, tuvo hoy su justo premio en Apeldoorn, Holanda, dando una demostración de potencia y estrategia para convertir por fin en campeón mundial.

El popular «Chispas» comenzó la competencia, ubicándose en una cuarta línea, para en el remate superar a sus rivales por la parte externa de la pista, cruzando primero la meta con un tiempo de 10 segundos y 184 milésimas.

El keirin es una prueba que consta de seis corredores, que arrancan por detrás de una moto  guía y dan tres vueltas controladas al velódromo antes de jugársela en otros tres giros a pura velocidad.

En el keirin es vital no sólo la potencia del corredor,  también la estrategia, para elegir el mejor carril y momento de aceleración.