Tocayo y Mellizos así se llaman las dos fallas geológicas que existen en la montaña donde se construye el Proyecto Hidroeléctrico Ituango.

Carlos Alberto Solano, vicepresidente de generación Energía EPM aseguró, «esas fallas están identificadas desde el comienzo de vida de este proyecto, es decir algo más de 40 años que se comenzó a estudiar este proyecto, era evidente y se tenía establecido que existían estas dos fallas».

Sin embargo, EPM aclara que es común que se presenten estas fallas geológicas en este tipo de proyectos.

«Son fallas relativamente cortas, no muy anchas, no son de carácter tectónico, del tipo que origina grandes sismos. Son fallas que de acuerdo a las prácticas de ingeniería no impiden la realización de un proyecto de esta naturaleza», sostuvo Solano.

Se tiene la hipótesis de que la energía concentrada por la inundación de la casa de máquinas esté siendo liberada por la falla Mellizos.

El vicepresidente explicó, «el hecho de que en este momento la casa de máquinas se esté utilizando para evacuar agua que entra al embalse, y que en ese proceso esa agua gana una gran cantidad de energía por la caída la casa de máquinas, y esa energía debe ser liberada por la misma casa de máquinas, esa energía fluye a través del macizo rocoso por medio o a través del punto más flexible de ese macizo que es una de esas fallas».

La falla Mellizos podría estar relacionada con recientes agrietamientos y movientos de masas en la montaña donde se construye la presa.

Publicidad

«Lo que nosotros hemos evidenciado es que la mayoría de eventos como grietas en túneles, desprendimientos e incluso el derrumbe que ocurrió el sábado 26 de mayo en la parte superior de la montaña, están sobre el plano o muy cerca al plano de dicha falla, posiblemente esa liberación de energía sea la causa de estos eventos», indicó Carlos Alberto Solano. 

EPM afirma que según los registros sismológicos que tienen hasta este momento no hay evidencias que se hayan presentado daños en la casa de máquinas.