El Consejo de Estado ratificó las decisiones por medio de las cuales la Curaduría Urbana No. 4 de Bogotá y el Departamento de Planeación Distrital impidieron el desarrollo de una construcción en el cerro de La Conejera, en la sabana de Bogotá.

El Tribunal de Cundinamarca ya había negado una demanda que buscaba la nulidad de la decisión de la administración que no otorgó licencia de construcción a una obra nueva en ese sector de la ciudad.

La sección quinta, con ponencia del consejero Carlos Enrique Moreno Rubio, explicó que aun cuando  en dichos predios se legalizaron los usos del suelo de vivienda y el desarrollo urbanístico existente, el Concejo de Bogotá declaró al cerro de La Conejera como reserva natural, ambiental y paisajística y prohibió los usos complementarios del suelo en esta zona de la Capital.

También advirtió que no es cierto que la administración distrital estuviera obligada a conceder la licencia de construcción bajo los supuestos de legalización de aquellos predios, pues el lugar donde se pretendía desarrollar la obra es de interés ecológico Nacional.