El FBI, el organismo de investigación más famoso del mundo, fue suplantado en  Colombia. Una orden falsa del buró federal de investigaciones de Estados Unidos, hacía parte de una solicitud de extradición igualmente falsa.

Todo era parte de una extorsión a los mencionados en la orden. La embajada americana le dijo a la Fiscalía que el presunto documento del FBI no es auténtico.

El FBI le reveló a la Fiscalía que fue suplantado para capturar con fines de extradición a Estados Unidos a dos colombianos por lavado de activos.

Según este documento enviado por la Embajada de los Estados Unidos a la Fiscalía General de la Nación, ninguna de sus oficinas federales de investigación lo tramitaron en un caso de extradición.

GRAFICO “El documento identificado en su oficio no pertenece a ninguna oficina del FBI, ni de la embajada de Estados Unidos”.

Sin embargo con esta orden de captura a los presuntos extraditables le exigieron entre 80 y 200 millones de pesos para, entre comillas, arreglarles el proceso y no enviarlos a Estados Unidos.

GRAFICO “Es un documento falsificado en violación de las leyes federales de Estados Unidos”.

Según el FBI y la Embajada Americana quienes falsificaron la orden de captura con fines de extradición incurrieron en tres delitos federales.

GRAFICO “Falsificación de Escudo, uso inapropiado del nombre FBI, uso inapropiado de escudo de gobierno de Estados Unidos”.

Los detectives del DAS que participaron en el operativo coincidieron en que nunca habían visto esa orden de captura en sus oficinas.

GRAFICO “Los documentos que llegan a la oficina procedente de la embajada americana son un poco diferentes, nunca tienen foto”.

La Fiscalía aún no se explica como llegó una orden de captura falsa a un proceso por extradición, por qué después efectivamente los dos ciudadanos fueron extraditados con todos los requisitos de ley.

Las autoridades también investigan si este caso tiene que ver con el asesinato de Gustavo Garzón alias «J», en su apartamento en el exclusivo sector de Santa Barbara al norte de Bogotá, quien según las autoridades falsificaba investigaciones para extorsionar a los narcotraficantes.