El asesinato de un joven huilense, sería el primero de los presuntos falsos positivos que analizará la justicia internacional.

El caso de Juan Perdomo Claros, un joven drogadicto de 22 años cuyo cadáver fue presentado como el de un guerrillero caído en combate, será estudiado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Juan Perdomo claros de 22 años, salió   de su casa , en Neiva, el 11  de febrero de 2008..

Cuatro días después, apareció en  el municipio de  Suaza, al sur del Huila, muerto en combate por el ejército

Los abogados de los familiares  de las  victimas  aseguraron  que  se trato de un falso positivo y que las pruebas  demuestran  que  trato de un joven con  problemas de drogadicción  .

Estos certificados de la Fundación Hogares Claret,  la Casa de Apoyo del Habitante de la Calle y la Fundación  Oughton (hofton)  muestran que Juan Carlos  recibía tratamiento medico por su condición de drogadicto.

Según los abogados , en el Huila se registraron  en los dos últimos años 150  falsos positivos .

El día que desapareció  Juan Perdomo  otro habitante  de las calles  de Neiva,  apareció muerto  en Suaza, como un guerrillero de las FARC.