La Policía en la zona dice que no se pronunciará sobre los casos antes de que la Fiscalía haga las respectivas investigaciones. El Ministro de Defensa asegura que como consecuencia de las acciones de la Fuerza Pública ya se recuperó el tránsito en el puerto de Buenaventura y que en resto del país también se está logrando la normalización.

Jeniffer Niño, de 15 años, recibió un balazo de aturdimiento por parte de un miembro del Esmad que le apuntó a su pierna mientras ella intentaba llegar a su casa, el pasado martes en Duitama, Boyacá.

Fue un integrante del Esmad. Él me apuntó y eso no se debe hacer porque los proyectiles, según sé, se deben tirar es al aire no directo a las personas”, afirma Jeniffer.

La niña, que regresaba del colegio, se cruzó con la manifestación del gremio de transportadores que enfrentaba al Esmad. Ella intentó esconderse detrás de este tráiler, pero el policía la siguió y le disparó.

Publicidad

El agente policial le disparó a la niña en su pierna derecha pero la salvó su celular porque lo tenía en el bolsillo. Sin embargo, la bala le alcanzó a rosar el dedo pulgar de la mano.

Martha González reconoce que “toca esperar cómo evoluciona el hematoma y cómo evoluciona el dedo también, la vascularización y todo eso para que en quince días hacerle una nueva valoración”.

La madre de la menor asegura que si no hubiera sido por el teléfono que llevaba en el bolsillo, tal vez la suerte de su hija hubiera sido igual que la de Luis Orlando Saiz, asesinado esta semana por el Esmad en Duitama.

“Esa gente por qué ataca a una menor de edad viendo que está con el uniforme del colegio, viendo que viene con su maleta, que ella estaba sola y le disparan directamente a ella”, dice González.

Ante la Fiscalía y la Personería municipal pusieron la denuncia para conocer la identidad del agente del Esmad que le disparó a la estudiante.