Decenas de migrantes centroamericanos arriesgan sus vidas en su intento por llegar a Estados Unidos, como es el caso de esta familia guatemalteca que lanzó a tres niños desde lo alto del muro fronterizo que divide el país del norte con México, como último recurso para poder cumplir el sueño americano.

A través de cámaras de seguridad, la Patrulla Fronteriza notó una actividad sospechosa y logró arrestar a la familia que cruzo de forma irregular la frontera. En el hecho resultaron detenidos tres adultos y tres niños de 2, 7 y 10 años.

Cerca de 9.000 migrantes han ingresado a México desde mediados de octubre, de los cuales más de 7.000 se refugian en la ciudad fronteriza de Tijuana a la espera de que Estados Unidos permita su ingreso para solicitar asilo en ese país.