20 años después de ser asesinado,  la lucha del defensor de derechos humanos Jesús María Valle, finalmente no quedaría en la impunidad,  su familia radicó ante la Fiscalía un documento que solicita que este caso sea declarado de lesa humanidad.

57 años de edad cumplía el defensor de derechos humanos el día en que fue asesinado, justo un mes después de hacer  pública varias denuncias.  

Por su parte, Mauricio Herrera, sobrino del defensor, aseguró que “Jesús María fue asesinado por las denuncias que hizo de miembros de altos mandos militares y de la Gobernación de Antioquia en cabeza del señor Álvaro Uribe Vélez”.    

Las masacres de La Granja en 1996 y el Aro en 1997 en Ituango,  marcaron la lucha de Valle, para proteger a la población campesina de la guerra entre grupos  armados.

En  noviembre de 2017 el Tribunal Superior de Medellín pidió compulsar copias para  investigar al senador Álvaro Uribe por su presunta participación en  crimen, su familia asegura que es responsable.

 “Había una convivencia entre los paramilitares, los militares y los miembros del Gobierno, eso es una realidad. Esperamos que la justicia investigue a profundidad con el fin que se haga justicia.

Familiares y allegados de Jesús María Valle no pierden la esperanza que algún día el crimen sea declarado de lesa humanidad  y no quede impune.