Mientras en La Habana continúan las discusiones de renegociación, la guerrilla ejecuta el cronograma que se había establecido en el primer acuerdo para su desmovilización previa al desarme.

La misión compuesta por Naciones Unidas, el gobierno y las Farc empezó a partir de hoy la verificación del cese al fuego bilateral.