En medio de la discreción que requiere la edad de los involucrados, hoy se produjo la primera entrega de niños que vivían con la guerrilla, a autoridades nacionales e internacionales. El acto se llevó a cabo en Remedios, al norte de Antioquia.