La máxima dirección del partido político FARC manifestó su preocupación, ante la Segunda Misión de las Naciones Unidas, sobre las garantías de participación política, el asesinato sistemático de líderes sociales y de militantes del partido, así como el clima de intolerancia que se ha generado por parte de fuerzas de extrema derecha “interesadas en impedir la paz y la convivencia, luego de la firma del acuerdo”. 

La reunión concluyó coincidiendo en la necesidad de avanzar en un diálogo amplio con los diversos actores políticos, sociales y económicos del país para evitar que siga escalando el ambiente de intolerancia. 

Asimismo, se acordó que es necesario incrementar las medidas de seguridad que garanticen el derecho a la movilización social y la participación política de los sectores alternativos.

En el encuentro participaron el candidato presidencial del partido político FARC Rodrigo Londoño Timo, Iván Márquez, Carlos Antonio Lozada, Jairo Estrada, Israel Zúñiga Benkos Biohó, Ricardo Téllez, Victoria Sandino, de Justice for Colombia Mariela Kohon y la ONU la delegación estuvo encabezada por el jefe de la misión Jean Arnault.